El Palau Robert y el Obelisco de Diagonal

Palau Robert
El Palau Robert fue construido a principios del s.XIX como residencia privada de Robert Robert i Surís, marqués de Robert, un influyente aristócrata, financiero y político catalán.

El edificio actualmente es propiedad de la Generalitat de Catalunya y acoge un centro cultural, una oficina de turismo de la ciudad, una librería y unos jardines abiertos al público.

El edificio es un ejemplo de arquitectura neoclásica, de planta rectangular en torno a un patio interior abierto con una claraboya. Su estilo clasicista se aleja del modernismo vigente en la época.

El jardín fue diseñado por el jardinero municipal Ramón Oliva, que posteriormente también diseñó los de la Plaza de Cataluña. Las numerosas palmeras del jardín procedían de la Exposición Universal de Barcelona  de 1888.

Muy cerca de allí encontramos el Obelisco, a mediados de los años 30 del siglo pasado fue un monumento dedicado a la Segunda República Española. Entonces estaba coronado por una escultura de una figura femenina desnuda con el brazo alzado, sosteniendo un ramo de laurel, símbolo de la república.

Fue inaugurada en 1936, pero tres años más tarde –con la victoria franquista – el Ayuntamiento mandó retirar la simbólica escultura del obelisco y colocar una águila  imperial, símbolo franquista, aunque se retiraría con el paso de los años.  Así, “el llapis” es hoy un obelisco “desnudo” con forma de lápiz gigante.

Palau Robert

Teniendo el obelisco como referencia, unas pocas calles más arriba había la discoteca “Martins”, una de las primeras discotecas de ambiente de los años 80, con el cuarto oscuro más grande de la ciudad; hace dos años se cerró y se ha hablado muchas veces sobre su reapertura.

Discoteca Martins